Ejido El Bajío | La Nación Tohono O’odham de Sonora

Comunidades nacidas en el desierto de Sonora - Caborca | Foto: Al Segundo

Habitantes del extenso desierto de Sonora, los Tohonos O’odham son un pueblo indígena legendario y ancestral cuyas raíces crecieron hasta florecer en medio del árido desierto. El pueblo Tohono se encuentra esparcido a lo largo de la extensión territorial de Sonora y en las zonas que se encuentran entre Estados Unidos y México. 

Como una de las comunidades más antiguas de la región, la gente del desierto se esparce en diferentes áreas de Sonora, siendo el municipio de Caborca donde se ha avistado el mayor número de tohonos. 

Foto: CNN

Algunos de los otros lugares en los que se asienta esta comunidad son: San Francisquito, El Cubabi, Ejido El Bajío, Pozo Verde, Heroica Caborca, Las Norias, Puerto Lobos, San Pedro, Ejido Luis Echeverría Álvarez, El Chamizal, San Antonio, Santa Rosa, Sonoyta. 

Como ha ocurrido con la mayoría de los grupos de indígenas históricos del país, esta población ha ido disminuyendo conforme avanza el tiempo. Hasta hace algunos años se conocían alrededor de 500 personas pertenecientes a esta comunidad, dentro de México, mientras que en territorio vecino la cifra sumaba casi los 30 mil.

 Los Tohonos O’odham son los representantes clásicos de la cultura del desierto. 

Los tohonos están tan ligados al desierto desde una perspectiva tradicional, cultural y espiritual, que cada año en la ceremonia del Wi:gita alzan sus plegarias a I’itoi (el hermano mayor) para pedir buenas lluvias que hagan fructificar las cosechas, para los animales que corren sin rienda entre las llanuras del desierto y por las familias bendecidas. 

Ambulantes y arraigados al desierto de Sonora 

Foto: El Sol de México

La conexión entre los tohonos  y la vida del desierto es mucho más profunda de la que se piensa. Su sustento y alojamiento son el mismo desierto. 

Se cuenta que hace muchos años, cuando las industrias aún no pisaban el estado de Sonora, los grupos de tohonos que deambulaban por el desierto, bebían del agua almacenada dentro de las cactáceas que hoy en día adornan todo el desierto. 

De ellas también se obtenían los materiales necesarios para la construcción de sus viviendas (hablando del pasado). 

Su estima por los berrendos sonorenses que trotan libres por el desértico suelo de Sonora va más allá de que dicha especie sea una de las más veloces del mundo. Cuenta una leyenda que fue un berrendo quien mostró a los primeros tohonos cómo sobrevivir al desierto. 

Los tohonos son una comunidad importante de México cuyas tradiciones y creencias permanecen aún en Sonora, la tierra de los habitantes del desierto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *