Las cactáceas, joyas del desierto de Sonora

Las cactáceas, joyas del desierto de Sonora (ejido el bajío)

Las cactáceas o cactaceae, también conocidas como cactus o cactos, son una especie de flora desértica que surgen en zonas donde los calores extremos predominan, estas joyas del desierto son originarias de América, pero pese a que la mayoría de sus derivaciones existen en este continente, hay una especie en particular que se ha reproducido en África tropical, Madagascar y Ceilán. 

Hogar y origen 

Una de las muchas explicaciones que se dan sobre cómo esta especie surge en este tipo de ecosistemas, es que fueron llevados ahí en forma de semillas dentro del aparato digestivo de pájaros migratorios. 

Al ser plantas del desierto, la mayor parte de las cactáceas habitan en los desiertos de Chihuahua y Sonora, así como en algunos valles de Hidalgo y Querétaro existen cerca del 60% de los géneros del país. Asimismo, en la región de Tehuacán-Cuicatlán en los estados de Puebla y Oaxaca, existen cerca de 81 especies, siendo el 25% originarias de estos lugares. San Luis Potosí cuenta con un registro de 151 especies en su tierra. 

Lee también: Los ejidos de Sonora

Grupos y familias

El grupo de los cactos se secciona en tres grupos diferentes: 

  1. Nopales y xoconostle: estos tienen tallos aplanados similares a las raquetas y los frutos que producen son como las tunas.   

  1. Cactos alargados, chaparros y redondos: este tipo de cactos son diversos, ya que algunos son más alargados, mientras que otros son chaparros o redondos, con forma de barril o candelabros.  

Esta clase de cactos puede llegar a vivir por más de 500 años. 

  1. Cactos con hojas o árbol matrimonio: a esta familia pertenecen solo especies más primitivas.  

Características de las cactáceas 

Si bien, la variedad de cactáceas que existe en el mundo es inmensa, pues se conocen alrededor de mil 400 especies, pero tan solo 669 especies son mexicanas, de las cuales, 518 son endémicas de nuestro país. 

Areolas

A diferencia de la demás plantas, estas poseen una característica destacable: la areola. Estas yemas axilares son de donde surgen los grupos de espinas o pequeños gloquidios; medida de protección de esta legendaria especie. 

Estas crecen sobre los podarios y costillas de los cactos. De ellas brotan múltiples pelos o tricomas (parecidas a las fibras de algodón), y las espinas.

Vástagos

Los vástagos son otra de las peculiaridades de esta planta desértica, así como el brote de algunas flores.

Flores y frutos

Los brotes florales de los cactos son solitarias y hermafroditas o, en ocasiones, unisexuales. En cuanto a los frutos que estas puedan producir, suelen ser indehiscentes y rara vez secos. 

Tallos 

Es el tallo de las cactáceas, son gruesos debido al desarrollo de la parénquina, y verdes, gracias a los pigmentos fotosintéticos originados por la energía solar. 

Lee también: Los berrendos de Caborca, Sonora

Riesgo y protección 

Las cactáceas han sido blanco de coleccionistas y turistas que se aventuran en su ecosistema, colocando a esta especie en una posición extintiva. Desde hace años, cuando se alertó sobre la amenaza que sufrían estas joyas del desierto, algunas empresas y organismos interesados en la preservación de la especie, tomaron la iniciativa y responsabilidad de proteger las cactáceas del entorno. 

Muchas de las especies de cactos son extraídos de manera ilegal para su comercio en otros continentes. En México las cactáceas están protegidas por la NOM-059-Semarnat-2010.

El escudo protector de estas industrias consiste de diferentes actividades: 

– Resguardo de las cactáceas

– Monitoreo diario

– Reproducción de las especies 

– Cuidado y asistencia de las especies más antiguas

Conoce más sobre estas valiosas joyas del desierto de Sonora, aquí en Ejido El Bajío. 

Con información del Gobierno de México. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *